24.6.06

Aguante Argentina!!! II


A ver, por donde empiezo, estoy pensando seriamente en hacer algún Curso Fugaz de Organización de Ideas e Impresiones cuando estas acuden en tropel.
Acabamos de ver el partido de Argentina 2 México 1, y quisiera contar armoniosamente por donde anduvieron viajando mi pasión, mi razón y mi ser, (nacional y el otro, un poco mas intangible, etéreo y misterioso), y acá es donde empieza el kilombo para encontrarle una justa medida a los conceptos. Así como no existen dos perfumes que recuerden a una misma mujer, tampoco existe la posibilidad de mirar un partido de Argentina por 8vos de final de una copa del mundo y pensar en la guerra de Irak.

No puedo evitar el comentario romántico y militante al ver esa plaga celeste y blanca colmar los estadios arios y pagar sus respectivos tickets con billetes con olor a soja, -si esa misma enjundia de “hincha vip internacional” la transformáramos para conseguir una vida mas digna para todos-..., pero en ese momento Juán Román, con los brazos atados a la cintura (no se como mierda hace) y de espaldas, le pone una pelota en el pecho a Juán Pablo como si le estuviera confiando un hijo, y este la recibe como una escarapela un 9 de julio y le devuelve el cumplido con un taco. Así de simple, una pared, le hicieron el 2-1 al hermano latinoamericano con un par de pasos de tango. Ven?, ya me olvide de Irak.

Camilo esta con el merchandising correspondiente y ha venido Martín (su mejor amigo) a ver el partido a casa también cubierto de celeste y blanco. Los miro y tampoco puedo evitar un pensamiento irónico, teñido de drama, sintiendo que a sus ocho años se les está revelando la maquinaria comercial mas grande del universo en toda su magnitud, y yo los estoy llevando de la mano al cadalso donde pondrán precio a su inocencia, “vamo, vamo, argentina, vamo, vamo, a ganar, questabarra, kilombera...”, ya no me puedo detener para advertirles de los peligros que acarrea el consumo masivo, el fascismo de las marcas, los ídolos, el fanatismo, el uso de los himnos, que no tienen una mierda que ver en estos casos pero que están ahí y los cantamos con una pasión que nadie podría sospechar que somos hijos de uno de los países mas desiguales e injustos del planeta. En ese instante una fuerza magnética me recluye en un punto profundo de mi cerebro, Rafa Márquez nos acaba de clavar el 1 a 0 y lo único que me sale decir es, ¡¡¡pinche cabron, frijolero!!!, ven? ya me olvide de la mesura y de los hermanos latinoamericanos... y la guerra de Irak.

Tengo una mente un poco trastornada, lo se, soy un poco idealista, y otro poco resentido, los planteos anteriores me brotan a granel cada vez que analizo algún fenómeno masivo, y para organizar esas incontinencias de sensaciones es que busco denodadamente ese Curso Fugaz de Organización de Ideas... y también escribo canciones para poder compartir ese caos, pero no hay caso, no consigo conjurar este juego endiablado de símbolos.
Un poco Crespo, un poco el mexicano, pero les empatamos, y salimos a gritar al balcón, y no abrazamos, y por un momento me olvido... me olvido, me olvido...
Ven?, me olvide que quería decirles, tengo que tomar ese curso fugaz...

Maxi Rodríguez infló el pecho como palomo en celo, hizo cálculos geométricos y matemáticos, con el plexo pleno de aire y coraje puso la pelota a orbitar en la zona de impacto y la clavo en el ángulo, en el segundo palo, donde hacen nido las arañas, donde la queremos clavar todos y cada uno de nosotros, que levante la mano el que alguna noche no se acostó y soñó con un gol así, ese gol que nos ponga a salvo de los años, del dolor, de los errores, del fracaso, entonces ya no hubo espacio para la eterna batalla moral, capitalismo, y bla blaes... un ser primitivo e incivil emerge desde la memoria escondida, entronca con el discurso oficial de la historia oficial y nos colma, nos supera, nos transporta la corriente de ese río inexplicable que son las pasiones, y se lleva consigo toda la ingeniería del discurso, todas las horas y horas de preguntas al google, los consejos, el “Che”...
...ven? Ya me olvidé, pero estoy abrazado con mi hijo... Aguante Argentina Carajo!!!, volveremo a sé campione como en el ochentisei!!!!

2 comments:

Camarón de río marrón said...

Excelente reflexión zurdito...
Lo que me marea es ese nacionalismo con "z" que sumerge en una nube de pedos crónica..
ber.

Camarón de río marrón said...

Fe de erratas;
Lo que me marea no es el texto del zurdo, lo que me marea es la maraña escabrosa de tejes y manejes que hacen que por 30 días de piedra libre ¿así se dirá? que tiene el poder.